martes, 31 de marzo de 2015

¿Cuándo abandonar los anticonceptivos?

¿Cuándo abandonar los anticonceptivos?

Muchas mujeres se ven tentadas a abandonar los métodos anticonceptivos antes incluso de que sus periodos menstruales se hayan detenido por completo.


La fertilidad de una mujer comienza a disminuir dramáticamente después los 30. La razón principal de esta disminución es la reducción de su reserva ovárica, es decir de la cantidad y calidad de los ovocitos producidos por los ovarios de la mujer.

Aunque con la edad, la fecundidad de la mujer va disminuyendo, esto no significa que no exista cierto riesgo de embarazo. Un embarazo no planeado a una edad avanzada pueden ser problemático para la mujer y puede acarrearle muchas complicaciones. Por lo tanto, son muchos los profesionales de la salud que recomiendan que las mujeres sigan tomando alguna medida anticonceptiva hasta que se haya detenido completamente la ovulación y no exista riesgo de embarazo.

Al final de sus años reproductivos, las mujeres pueden comenzar a tener cambios en sus ciclos menstruales. Pueden volverse más abundantes o más escasos, ser más irregulares, dolorosos, durar menos o más tiempo, ser más o menos frecuentes e incluso no aparecer algunos meses. Es importante tener en cuenta todos estos factores a la hora de elegir el método anticonceptivo más adecuado.


¿Cuándo dejar la anticoncepción?


Las normas generales son continuar la anticoncepción:
  • Un año más después del último período menstrual espontáneo en mujeres de 50 años o más.
  • Dos años más después del último período menstrual espontáneo en mujeres menores de 50 años.



Seguir leyendo: 

jueves, 26 de marzo de 2015

Aumento del vello facial en la menopausia

Aumento del vello facial en la menopausia


Muchas mujeres postmenopáusicas experimentan un aumento del vello facial.


Justo antes y después de la llegada de la menopausia, es común que algunas mujeres sufran un aumento del crecimiento del vello en la cara. Esto es el resultado de las fluctuaciones en los niveles hormonales, y concretamente a la disminución de la producción de estrógenos. 

Durante la vida reproductiva de una mujer, los altos niveles de estrógenos controlan los niveles de andrógenos (como la testosterona) que circulan en pequeñas cantidades en todas las mujeres. 

Con la llegada de la menopausia, y por tanto con la disminución de los estrógenos, se produce un aumento de los andrógenos que son los que estimulan el crecimiento del vello siguiendo un patrón masculino. Es decir, comienza a aparecer vello en la zona de la barbilla, en el labio superior, en la zona abdominal (desde el área púbica hacia el ombligo) y también estimula el crecimiento de acné en la piel.


¿Cómo eliminar el vello facial que aparece en la menopausia


Hay muchas maneras para tratar de quitar el vello facial no deseado. 
  • Blanqueamiento. Aunque no se elimina, de este modo el vello será disimulado. 
  • Pinzas. 
  • Cremas depilatorias. Pueden servir para eliminar el vello facial no deseado, pero pueden irritar la piel y causa dermatitis. 
  • Afeitarse con cuchilla.
  • Depilación con cera.
  • Depilación eléctrica
  • Depilación láser.



Seguir leyendo: 

viernes, 20 de marzo de 2015

¿Qué cambios en el estilo de vida pueden combatir el aumento de peso de la menopausia?

¿Por qué se produce el aumento de peso en la perimenopausia?


El aumento de peso en la perimenopausia es muy común. Pero ser común no significa que sea obligatorio. 


Con un poco de esfuerzo se puede evitar, e incluso revertir y conseguir perder los kilos que se han ganado. Los cambios en la dieta, el ejercicio y el estilo de vida pueden ayudar combatir la ganancia de peso de la menopausia.



Es todo una cuestión de hormonas.


El estrógeno es una hormona que regula los niveles de azúcar en sangre a través de su acción sobre la insulina y que reduce los niveles de cortisol. La reducción de los niveles de estrógenos que se producen en la menopausia aumentan los niveles de insulina y cortisol.

La combinación de insulina y cortisol durante largos periodos de tiempo, hacen que cuando hay dietas hipercalóricas, se almacene más grasa y mientras que cuando la dieta es hipocalórica, se reduzca la cantidad de grasa quemada. Por lo que las dietas que se usaban en la juventud, ahora ya no sirven o no son tan efectivas.

Los cambios hormonales que se producen en la perimenopausia hacen que el cuerpo de la mujer sea más sensible al consumo hidratos de carbono (los estrógenos ya no pueden regular los niveles de insulina) y al estrés (el estrógeno y la progesterona no están ahí para amortiguar el efecto negativo de cortisol) en la perimenopausia.

Los hidratos de carbono que una mujer podía comer antes de los primeros cambios hormonales y que no afectaban a su cintura, ahora pueden hacerla engordar. Además el estrés y la falta de sueño que antes se toleraba perfectamente, sin afectar al peso, ahora también pueden comenzar a manifestarse en la cintura.


¿Qué comer para evitar ganar peso?


Con la llegada de los primeros síntomas de la menopausia lo importante es controlar todos los alimentos que afectan a la insulina. Los panes integrales, las frutas dulces, los productos lácteos, y los vegetales ricos en almidón aumentan los niveles de insulina, y por tanto promueven la acumulación de grasa. 

Para evitar ganar peso al llegar la menopausia se debe reducir la ingesta de estos alimentos al mismo tiempo que se deben aumentar los vegetales bajos de almidón (como la alcachofa, el brócoli, tomates, zanahorias, acelgas,..), las frutas bajas en azúcar (como manzanas y peras), y alimentos ricos en proteínas (ayudan a quemar grasas).


¿Cómo hacer ejercicio?


Con los primeros síntomas de la menopausia, también debe abordarse el ejercicio de forma diferente.

El ejercicio intenso de corta duración es probablemente más beneficioso durante la perimenopausia que el ejercicio de larga duración de intensidad moderada. Un buen ejemplo sería caminar 1 hora diaria. Este tipo de actividad física disminuye el cortisol.

El cortisol también se puede controlar y reducir con actividades más relajadas como caminar, el yoga restaurativo o el Tai Chi.





Seguir leyendo: 

lunes, 16 de marzo de 2015

Uñas quebradizas en la menopausia

Uñas quebradizas en la menopausia


Las fluctuaciones hormonales en los años de la perimenopausia pueden conducir a las uñas quebradizas. 


La menopausia provoca cambios en la piel, el cabello y las uñas. Cuando las uñas empiezan a romperse, agrietarse o astillarse son síntomas de fragilidad. Esta condición se conoce como onicorrexis. El color amarillo y doblarse en la parte superior también son signos de fragilidad en las uñas.

¿Por qué se dañan las uñas en la menopausia?


Las uñas están formadas de una sustancia dura llamada queratina, que es producida por células especializadas que están en la raíz de la uña. Cuando una mujer tiene un buen estado de salud y las hormonas están bien equilibrada, las uñas están duras y proporcionan una capa protectora sólida para el lecho de la uña sensible. Las fluctuaciones hormonales de la menopausia pueden debilitar la capa de queratina, haciendo que las uñas estén más frágiles y que rompan con facilidad.

Las funciones de los estrógenos es la de regular la retención de agua. Cuando los niveles de estrógenos disminuyen, se produce deshidratación, y esto es lo que hace que las uñas estén quebradizas.

Además de esto, el nivel nutricional de una mujer también afecta al estado de la piel, cabello y uñas. Así una dieta carente de calcio contribuye a secar las uñas y a hacerlas más quebradizas o la falta de ácido fólico y devitamina C puede conducir a la aparición de padrastros.



Seguir leyendo: 

martes, 10 de marzo de 2015

¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la menopausia?


Los sofocos y los sudores nocturnos de la menopausia pueden afectar significativamente la calidad de vida de una mujer. Pero ¿cuánto tiempo duran? 


Los sofocos y los sudores nocturnos son síntomas vasomotores que afectan al 75% de las mujeres al llegar a la menopausia. Estos síntomas pueden resultar muy molestos, reducir los niveles de energía, perturbar el sueño, y en general afectar a la calidad de vida de la mujer.

Existe una gran variedad de opiniones en cuanto a la duración de los síntomas vasomotores de la menopausia. La Sociedad Norteamericana de Menopausia dice que puede durar entre 6 meses a 2 años, mientras que hay estudios que sugieren que estos síntomas pueden persistir durante 3-5 años, e incluso en algunas mujeres pueden durante 10 años o más. 

Los autores de un nuevo estudio, publicado en la revista JAMA Internal Medicine, se propusieron identificar la duración media de los síntomas vasomotores (sofocos y sudores nocturnos) durante la transición a la menopausia analizando los datos de más de 3.300 mujeres. Encontraron que, como promedio, la duración total de los síntomas vasomotores asociados a la menopausia fue de 7,4 años.

Las mujeres que eran premenopáusicas (continuaban teniendo ciclos menstruales normales) o la que estaban en una perimenopausia temprana (transición a la menopausia) son las que experimentaban una mayor duración de los sofocos y los sudores nocturnos, con un promedio de al menos 11,8 años
La menor duración de los síntomas vasomotores se encontró entre las mujeres que eran posmenopáusicas (ya no tenían menstruaciones), con una media de 3,4 años.


Por grupos raciales/étnicos:
  • las mujeres afroamericanas experimentado la mayor duración de síntomas vasomotores, con una media de 10,1 años.
  • las mujeres japonesas y chinas tuvieron el menor tiempo de síntomas vasomotores, con una media de 4,8 años y 5,4 año, respectivamente. 
  • las mujeres blancas no hispanas tuvieron una duración media de 6,5 años.
  • las mujeres hispanas experimentaron una duración promedio de 8,9 años.

Avis NE, Crawford SL, Greendale G, Bromberger JT, Everson-Rose SA, Gold EB, y col. JAMA International Medicine (2015). Más información.


Seguir leyendo:

martes, 3 de marzo de 2015

Anticoncepción en la perimenopausia

Anticoncepción en la perimenopausia

¿Es necesario usar algún método anticonceptivo en la perimenopausia?¿Existe algún método anticonceptivo que esté contraindicado?


Cuando se acerca la menopausia, los ciclos menstruales comienzan a ser irregulares y no se puede saber cuándo se va a producir la ovulación, por lo que no es aconsejable usar métodos anticonceptivos naturales como el de la temperatura basal o el del moco cervical. Es necesario elegir algún método de anticoncepción para prevenir un embarazo. 

Son muchos los métodos anticonceptivos disponibles y, en principio ninguno de ellos está contraindicado únicamente por la edad de la mujer. No obstante, con la edad, las mujeres pueden ser más propensas al desarrollo de enfermedades y a presentar mayores riesgos. Esto hace que sea necesario valorar de forma individual, los beneficios y los riesgos asociados al uso de cualquier método anticonceptivo. 

¿Qué métodos anticonceptivos se deben usar durante la perimenopausia?

La elección de uno u otro método siempre debe ser preescripto por un médico. Los cuatro métodos más frecuentes son:
  • Métodos hormonales combinados. Puede ser utilizados por mujeres mayores de 40 sin antecedentes de otras enfermedades o factores de riesgo. Puede ser píldoras orales, parches transdérmico o anillo vaginal.
  • Métodos hormonales sólo gestágenos. Son métodos altamente eficaces, que pueden ser utilizados en forma de píldora, implante, inyectable o DIU.
  • Métodos no hormonales. 
    • Anticonceptivos intrauterinos tipo DIU no medicado.
    • Esterilización quirúrgica de la mujer o de su pareja. En este apartado se incluiría la ligadura de trompas para la mujer y la vasectomía para los hombres.
    • Métodos barrera como el preservativo masculino, el preservativo femenino, el diafragma, las esponjas vaginales y los espermicidas.
    • Métodos naturales. Como la abstinencia periódica son sistemas de menor eficacia durante la perimenopausia ya que los ciclos menstruales son irregulares y por tanto es más difícil conocer cuándo se va a producir la ovulación. 


¿Cuándo se aconseja detener la anticoncepción?

La anticoncepción no hormonal se puede retirar 2 años después de la amenorrea (falta de menstruación) en las menores de 50 años, y 1 años en las mayores de 50 años. 

En el caso de mujeres que usan anticoncepción hormonal, muchas guías desaconsejan el uso de anticonceptivos hormonales combinados a partir de los 50 años. En las menores de 50 años, habrá que esperar 2 años de amenorrea tras el cese de la anticoncepción combinada y 3 años en el caso de anticoncepción con sólo gestágenos para confirmar la menopausia.



Seguir leyendo en: 

miércoles, 25 de febrero de 2015

Resistencia a la pérdida de peso

Resistencia a la pérdida de peso

Seguro que conoces a mucha gente que no tiene que hacer ningún esfuerzo para permanecer delgado, mientras que a ti te cuesta muchísimo conseguir mantener tu peso. Puede que tengas lo que se conoce como resistencia a la pérdida de peso. Una condición muy frustrante para las mujeres.

La resistencia a la pérdida de peso se produce cuando una mujer tiene un desequilibrio fisiológico/metabólico que hace que perder peso y mantenerlo sea extremadamente difícil, incluso cuando se están haciendo grandes esfuerzos por conseguirlo.

Cada uno metaboliza las grasas de manera diferente, es por esto por lo que algunas personas pueden comer lo que quieran y no tienen problemas de peso, mientras que para otras comiendo mucho menos, ganan peso con más facilidad. En esto la genética jugar un papel importante, por lo tanto esto significa que será necesario conocer qué alimentos y qué tipo de ejercicio son los más adecuados para cada persona cuando tenemos que perder peso, para que sea compatible con la composición genética de cada persona.

Independientemente de la genética de cada persona, hay muchas opciones dietéticas y de estilo de vida que pueden aumentar la capacidad para perder peso y no recuperarlo. Cuando se trata de salud, y de pérdida de peso, se tiende a agrupar a todas las personas dentro de la misma categoría. Pero todos somos individuales y diferentes. 

Son muchísimos los tipos de dieta que se pueden encontrar para perder peso como son las dietas bajas en grasa, dietas de estilo mediterráneo, las dietas altas en proteínas, dietas bajas en lácteos, y muchas otras opciones. Lo mismo para el ejercicio. Algunas personas pueden beneficiarse de practicar ejercicios de resistencia, otros de fuerza, y otros con el yoga o el Pilates.


Algunos consejos para vencer la resistencia a la pérdida de peso:
  • Practicar una alimentación saludable. Comer tres comidas bien balanceadas y dos meriendas al día a intervalos regulares ayudará a regular el metabolismo. Un buen aporte nutricional se consigue con una dieta de rica en frutas y verduras frescas, así como con proteínas magra a partir de carnes, pescado, nueces y legumbres.
  • Ejercicio. La clave es encontrar el tipo de ejercicio más adecuado. Practicar ejercicio de forma regular es una parte integral para una buena salud y para ayudar a superar la resistencia a la pérdida de peso. 
  • Descanso. El sueño es vital para restaurar el organismo, incluido el metabolismo. Dormir permite al cuerpo a repararse y regenerarse, y además también ayuda a regular la pérdida de peso. Hay estudios que demuestran que las personas que duermen menos, comen más.


Lecturas relacionadas con: 
Resistencia a la pérdida de peso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver