martes, 30 de septiembre de 2014

Cómo evitar las pérdidas de memoria en la menopausia

Cómo evitar las pérdidas de memoria en la menopausia

La menopausia altera el equilibrio hormonal en el cuerpo de una mujer.

El cerebro contiene receptores de estrógenos, y por tanto es sensible a esta hormona. Los estrógenos participan en la función cerebral, ayudando a la memoria y a la fluidez verbal. Durante la menopausia cuando los niveles de estrógenos disminuyen, no es de extrañar que una mujer sufra fallos en su memoria.

La buena noticia, es que el deterioro cognitivo que se produce durante la transición a la menopausia parece ser sólo temporal, con una recuperación temprana de la memoria en la postmenopausia. Los estudios que se han hecho recientemente indican que un estilo de vida no sedentario, mantenerse mentalmente activa y llevar una dieta saludable es la mejor prevención que una mujer puede hacer para mantener tanto de sus mentes como sus cuerpos al máximo rendimiento.

¿Cómo evitar las pérdidas de memoria en la menopausia?
  • Practicar ejercicio. Hacer ejercicio de forma regular permite mantener un flujo adecuado de sangre en todas las partes del cuerpo, incluido el cerebro.
  • Juegos mentales. Al igual que se practica ejercicio mantiene el cuerpo en forma, también se debe ejercitar el cerebro para mantenerlo en buen estado de funcionamiento. ¿Cómo se puede ejercitar el cerebro? Hacer sudokus y crucigramas mantiene el cerebro activo. 
  • Dieta sana y equilibrada. Se ha demostrado que algunos alimentos mejoran la función cerebral. Algunos de estos alimentos son el pescado, la soja, las frutas y las hortalizas.
  • Tomar suplementos nutricionales como las isoflavonas de soja o la vitamina B.
  • Intentar dormir bien. Se ha demostrado que es necesario dormir una determinada cantidad de horas durante la noche para garantizar un buen funcionamiento cerebral y concentración durante el día. 
  • Leer también favorece el funcionamiento del cerebro.

Lecturas relacionadas con: Cómo evitar las pérdidas de memoria en la menopausia. 

jueves, 25 de septiembre de 2014

¿Qué es una densitometría ósea?

¿Qué es una densitometría ósea?

Una densitometría ósea es una prueba que permite medir la cantidad de calcio presente en los huesos. 

Los resultados de una densitometría ósea permiten al médico conocer el estado de los huesos y el riesgo de fractura de una persona. Esta prueba permite detectar la existencia de osteoporosis, una enfermedad en la que el contenido mineral y la densidad de los huesos es bajo, por lo que el riesgo de fractura es alto.

¿Por qué es necesario que las mujeres menopáusicas se realicen una densitometría?
Existe una relación directa entre el descenso en los niveles de estrógenos que se produce después de la menopausia y la osteoporosis. 

Muchas veces los síntomas de la osteoporosis no son aparentes hasta que la pérdida ósea es importante, por lo que es necesario que las mujeres en situación de riesgo para la osteoporosis se sometan a una densitometría de forma periódica.

¿En qué consiste una densitometría?
La densitometría es una prueba sencilla en la que no es necesario cambiar la rutina diaria antes, es decir se puede comer, beber y tomar medicamentos como se haría normalmente. Sólo, en el caso de tomarlos, se deben evitar tomar suplementos de calcio durante 24 horas antes del examen.
Antes de someterse a la prueba es importante notificar al médico si existe alguna posibilidad de embarazo.

Para la prueba, el personal sanitario le pedirá que se acueste boca arriba sobre una camilla. Las zonas que van a ser examinadas durante la densitometría son la columna vertebral y la cadera, aunque también existen algunos métodos en los que se analiza la muñeca o el talón.




Lecturas relacionadas con: ¿Qué es una densitometría ósea?

martes, 23 de septiembre de 2014

¿Me puedo quedar embarazada de forma natural durante la premenopausia?

¿Me puedo quedar embarazada de forma natural durante la premenopausia?

Estadísticamente, las posibilidades de concepción de forma natural durante la premenopausia son de aproximadamente un 5%. 

Muchas mujeres suponen que la menopausia es el final de su fertilidad y que, sin no tienen la menstruación no hay posibilidad de quedarse embarazada, pero esto no es del todo cierto.

A partir de los 40 años pueden comenzar algunos síntomas de la perimenopausia. La perimenopausia puede durar hasta 6 años o más en algunas mujeres, y se inicia con la aparición de los cambios del ciclo menstrual y otros síntomas relacionados con la menopausia, y se extiende hasta la menopausia (el último período menstrual), que por lo general ocurre alrededor de los 51 años.

La menopausia aparece cuando una mujer está más de 12 meses consecutivos sin menstruar, por lo que hasta que no se haya alcanzado realmente este punto, una mujer aún tiene posibilidades de quedarse embarazada de forma natural.

¿Qué factores están reduciendo la fertilidad de una mujer al inicio de la premenopausia?
  • Desequilibrio hormonal. Durante la premenopausia se producen grandes fluctuaciones en los niveles hormonales, y es este desequilibrio hormonal lo que afecta a la fertilidad. 
  • Ciclos menstruales anovulatorios. Durante la perimenopausia comienzan a producirse ciclos menstruales anovulatorios, es decir ciclos menstruales sin ovulación. Si no hay ovulación, no hay fertilidad, y por tanto no hay embarazo.
  • Envejecimiento ovulatorio. La capacidad de los ovarios para producir óvulos de buena calidad (y por tanto embriones de buena calidad) disminuye con la edad. Esto se debe a que una mujer nace con los óvulos que tendrá a lo largo de toda su vida, y a medida que estos van envejeciendo, se vuelven más propensos a tener anomalías cromosómicas. 
  • Disminución de la reserva ovárica. Se trata de una condición que se caracteriza por un bajo número de ovocitos en los ovarios de una mujer y/o alteración del desarrollo de los ovocitos existentes. 

¿Se deben utilizar métodos anticonceptivos durante la perimenopausia?
A pesar de la reducción de la fertilidad, las mujeres deben ser conscientes de que existen posibilidad de embarazo hasta que no se confirme la menopausia, ya sea por estar 12 meses consecutivos sin periodos menstruales o mediante una analítica que confirme la presencia de unos niveles elevados de la hormona estimulante del folículo o FSH.

La disminución de los niveles de hormonas que se producen durante la premenopausia puede hacer que la mujer tenga cada vez menstruaciones más irregulares, incluso en muchos casos incluso se olviden hasta cuando se produjo su último período.

No importa lo irregular que sean los períodos, incluso que hayan meses en los que no se produzca la menstruación, ya que esto no descarta totalmente la posibilidad de concebir. Es importante recordar que sólo después de que una mujer haya estado más de 12 meses consecutivos sin menstruación es cuando se considera que una mujer ya no es fértil.

Durante la perimenopausia, si no se quiere correr el riesgo de quedar embarazada, se recomienda el uso de anticonceptivos durante dos años después de su último período.



Lecturas relacionadas con: ¿Me puedo quedar embarazada de forma natural durante la premenopausia?

jueves, 18 de septiembre de 2014

Menopausia tardía: ¿qué la causa?

Menopausia tardía: ¿qué la causa?

No existe una edad establecida para la llegada de la menopausia, aunque normalmente entre los 40 y 50 años suele ser la edad en la que normalmente aparece en la mayoría de las mujeres.

Si la menopausia se produce antes de los años 40 se considera una menopausia precoz o prematura, y si en una mujer con más de 55 años no aún no ha llegado, se considerada una menopausia tardía

¿Qué puede estar retrasando la edad de comienzo de la menopausia?
  • Obesidad. La menopausia tardía no es algo raro entre las mujeres obesas, ya que la grasa puede producir estrógenos. Idealmente, el índice de masa corporal (IMC) de una mujer debe estar entre 18,5 y 24,9 para estar en un peso normal. Mantener un índice de masa corporal normal puede ayudar a aliviar algunos problemas de salud y prolongar la vida de una mujer.
  • Trastornos en la glándula tiroides. La glándula tiroides es la responsable de la regulación del metabolismo, por lo que cuando no funciona correctamente pueden provocar algunos efectos sobre el sistema reproductivo de una mujer. Algunos de los síntomas que están relacionados con el malfuncionamiento de la glándula tiroides pueden confundirse con los signos asociados a la menopausia como son los sofocos o los cambios de humor. Por lo que en algunos casos la mujer piensa que tiene todos los síntomas de la menopausia pero todavía sigue teniendo la menstruación.
  • Altos niveles de estrógenos. Algunas mujeres ha tenido durante toda su vida unos niveles altos de estrógenos, y ésto puede provocar una aparición tardía de la menopausia.
  • Antecedentes familiares. Si la madre de una mujer o la abuela tuvieron la menopausia tardía, seguramente ella también la tendrá. 
  • Nivel cognitivo. Aunque no se sabe bien por qué, parece que las mujeres con un mayor nivel cognitivo tienen menopausias más tardías.
  • Embarazos múltiples. También pueden ser una causa de la menopausia tardía, aunque no siempre tiene porqué ser así. 
  • Embarazo tardío. Dar a luz después de los 50 puede retrasar la menopausia, ya que es como si el cuerpo de la mujer se ajustase a los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo.


¿Cuáles son los riesgos de una menopausia tardía? 
A diferencia de la menopausia temprana y precoz, la menopausia tardía puede tener algunos beneficios para la salud. 

Debido a que la menopausia se produce una disminución en la producción de estrógenos y progesterona por los ovarios de una mujer, que están relacionados con problemas como la osteoporosis o los problemas cardiovasculares. Por lo tanto mientras los ovarios de una mujer estén fabricando hormonas durante más tiempo la aparición de estos problemas de salud se retrasarán.

No obstante, las mujeres con menopausia de aparición tardía tienen un mayor riesgo de cáncer de mama y de cáncer cervical. 


Lecturas relacionadas con: Menopausia tardía: ¿qué la causa?

lunes, 15 de septiembre de 2014

¿Necesito realizar revisiones ginecológicas cada año después de la menopausia?

¿Necesito realizar revisiones ginecológica cada año en la menopausia?

Nunca se es demasiado joven ni demasiado mayor para ir al ginecólogo.

En circunstancias normales, el inicio de las revisiones ginecológicas debe coincidir con el inicio de una vida sexual activa y, desde ese momento, continuar las revisiones durante toda la vida.

La menopausia es un periodo de transición en la vida de una mujer, pero no cambia la necesidad de realizar revisiones ginecológicas con regularidad. Algunos tipos de cáncer se vuelven más comunes a medida que una mujer va envejeciendo, por lo que la realización de exámenes regulares va creciendo a partir de cierta edad.

Un examen pélvico ginecológico es la forma en la que los médicos buscan signos de enfermedad en los órganos del cuerpo de una mujer antes, durante y después de la menopausia. 

Durante un examen pélvico se examina: 
  • Útero o matriz.
  • Vagina.
  • Cuello uterino.
  • Trompas de Falopio.
  • Ovarios. 

¿Para que sirven los examenes pélvicos en la menopausia?
Ya que el riesgo de algunos tipos de cáncer aumenta con la edad, es muy importante la realización de exámenes pélvicos regularmente para la detección temprana en la menopausia y postmenopausia. Es recomendable que todas las mujeres de más de 45 años se realicen un examen pélvico anual, en el cual el ginecólogo examinará la salud de sus órganos reproductivos.

En el caso de la prueba de Papanicolaou y de la del virus del papiloma humano (VPH) para la detección de cáncer cervical, a partir de los 30-65 años, la frecuencia para la realización de estas pruebas en vez de cada año puede extenderse a cada 3-5 años. Y en las mujeres de más de 65 años, puede dejar de realizarse estas pruebas si se han tenido por lo menos tres pruebas Papanicolaou negativas o al menos dos pruebas VPH negativas dentro de los 10 años anteriores.

En las mujeres de cualquier edad que han tenido una histerectomía con extirpación del cuello uterino, sin antecedentes de cáncer cervical o anomalías precancerosas avanzadas, no necesitan someterse a estas pruebas. 



Lecturas relacionadas con: ¿Necesito realizar revisiones ginecológica cada año después de la menopausia?

miércoles, 10 de septiembre de 2014

¿Por qué me duelen los senos?

¿Por qué me duelen los senos?

Durante la perimenopausia muchas mujeres pueden experimentar sensibilidad de los senos. 

Algunas mujeres describen la sensibilidad en los senos como dolor, hinchazón y malestar o pesadez de las mamas. En la mayoría de los casos, la sensibilidad en el pecho suele aparecer poco después de la menopausia o cuando los períodos cesan.

Existen dos tipos principales de sensibilidad en el pecho en torno a la época de la menopausia: 
  • Cíclico. Se asocia con el ciclo menstrual y tiende a aparecer aproximadamente una semana antes de que comience el período. Es un síntoma de tipo premenstrual que afecta a las mujeres durante la perimenopausia o antes de que los períodos menstruales se detengan.
  • No cíclico cuando no tiene relación con el ciclo menstrual, y puede aparecer en cualquier momento. Esto puede ocurrir antes, durante o después de la menopausia. 
¿Qué causa la sensibilidad en los senos en la menopausia?
La sensibilidad de los pechos durante la época de la menopausia puede ser causada por varios factores, pero la causa principal es el desequilibrio en las niveles de estrógenos que se producen en esta etapa de la vida de una mujer. 

Durante la perimenopausia, los niveles de estrógenos puede aumentar o disminuir, y son estas variaciones en los niveles hormonales los que hacen que los senos crezcan ligeramente en tamaño causando dolor y malestar. 

¿Cómo tratar la sensibilidad de los senos durante la menopausia?
Dado que el causante de esta sensibilidad son las variaciones en los niveles de estrógenos, lo más importante es equilibrarlas. Para ello, la mujer pueden utilizar como aliado su alimentación, y por tanto debe incorporar todos los alimentos que son importantes para mantener el nivel de nutrición adecuado. Así los alimentos ricos en vitaminas, especialmente las vitaminas B y E, y fibra ayudan al cuerpo a balancear los niveles de estrógenos.

Otros aspectos que deben cambiar en el estilo de vida de la mujer y que pueden reducir la sensibilidad de los senos asociada a la menopausia son:
  • evitar el tabaco ya que al fumar se impide que el cuerpo pueda adaptarse a los cambios hormonales, y por lo tanto aumenta la sensibilidad. 
  • evitar el café. La cafeína dilata los vasos sanguíneos, incluidos los de los pechos y por tanto aumenta el dolor y la hinchazón. 
  • usar sujetadores adecuados. Los sujetadores no deben estar demasiado apretados, ya que ésto pueden agregar más aún el malestar en los senos. Lo mejor, si es posible, sería comprar sujetadores nuevos que se adapten adecuadamente al tamaño del pecho.

Lecturas relacionadas con: ¿Por qué me duelen los senos?

martes, 9 de septiembre de 2014

¿Esto podría ser el comienzo de la menopausia?

¿Esto podría ser el comienzo de la menopausia?

Hace poco que has pasado de los 40 y de repente comienzan a aparece síntomas que antes no tenías. Te despiertas por la mañana empapada en sudor (incluso con el ventilador puesto), por mucho que lo intentes no eres capaz de deshacerte de esos kilos de más, dónde ha ido a parar tu interés por el sexo,...

¿Podría ser esto el comienzo de la menopausia? 

La menopausia realmente comienza el día en el que has estado 12 meses consecutivos sin menstruar. Generalmente la menopausia natural suele aparecer entre los 40 y 58 años, aunque la edad media es de 51,4​​. El día siguiente a la menopausia se habla de posmenopausia y el día de antes premenopausia

Todos los síntomas que estás experimentando corresponden a lo que se conoce como perimenopausia, es decir el periodo de transición que se produce antes de la menopausia. Puede durar unos pocos meses o unos años. 

Los primeros síntomas de la perimenopausia por lo general comienza entorno a los 40, aunque en algunas mujeres puede comenzar incluso antes. La causa principal de la aparición de estos síntomas es la pérdida de los folículos en los ovarios, lo que conlleva a una lenta disminución de los niveles de estrógeno. 


Lecturas relacionadas con: ¿Esto podría ser el comienzo de la menopausia?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver