martes, 21 de octubre de 2014

Cómo controlar los problemas de vejiga en la menopausia

Cómo controlar los problemas de vejiga en la menopausia

Los problemas de control de la vejiga son muy comunes, pueden afectar hasta a 1 de cada 3 mujeres.

Lo más importante es recordar que los problemas de control de la vejiga se pueden tratar o controlar, y que la mayoría de las mujeres son capaces de reanudar una vida activa normal.

Los problemas de control de la vejiga pueden ir desde la pérdida de unas cuantas gotas de orina al toser o estornudar hasta pérdidas accidentales de orina más grandes. Otros síntomas que también pueden aparecer incluyen micción frecuente y dolor en la vejiga. Todos estos síntomas suelen estar causados ​​por problemas con los músculos y los nervios que ayudan a contener la orina.

Dependiendo del tipo y la gravedad del problema, existe una amplia gama de opciones de tratamiento:
  • Terapia del suelo pélvico con los que se consiguen fortalecer los músculos que rodean la vejiga. Los más comunes de estos ejercicios son los ejercicios de Kegel.
  • Cambios en los hábitos de comportamiento como perder peso, evitar el café, el té, el alcohol, las bebidas carbonatadas, y dejar de fumar. 

  • Uso de productos absorbentes puede ayudar a las mujeres con problemas de fugas para reanudar sus actividades diarias normales. Los productos de hoy han evolucionado para ser más cómodos y discretos que los productos del pasado.
  • Anillo pesario. Se trata de un anillo rígido que se inserta en la vagina, se empuja hacia arriba contra la pared de la vagina y la uretra para reducir las fugas. 
ACOG
  • Medicamentos que bloquea las señales nerviosas que provocan la micción frecuente y urgente o las cremas de estrógeno tópico para tonificar los músculos vaginales. 
  • Cirugía. Si la vejiga se ha movido fuera de su posición normal, como consecuencia del embarazo o del parto, puede ser necesario devolverla a su ubicación original.


Lecturas relacionadas con: Cómo controlar los problemas de vejiga en la menopausia.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Cuánto tiempo se debe tomar la terapia de reemplazo hormonal

Cuánto tiempo se debe tomar la terapia de reemplazo hormonal

Al llegar a la menopausia algunas mujeres tienen síntomas leves, pero otras sufren síntomas fuertes , e incluso incapacitantes, que requieren el uso de algún tratamiento. El uso de la terapia de reemplazo hormonal que puede ofrecer alivio a corto plazo de estos síntomas.

Al comenzar con la terapia de reemplazo hormonal para aliviar los síntomas de la menopausia, muchas mujeres se preguntan: ¿cuánto tiempo es necesario tomarla? 

La mayoría de los expertos coinciden en que la terapia de reemplazo hormonal debe usarse en la dosis más baja para obtener resultados y durante el menor tiempo posible.

Los riesgos de la terapia de reemplazo hormonal dependen de la edad a la que se comenzó a tomar y el tiempo que se ha tomado. Así, por ejemplo, el riesgo de ataque al corazón aumentan si se comienza a tomar a partir de los 60 años o si hace durante más de 10 años; el riesgo de sufrir un cáncer de mama aumentan cuando se ha tomado estrógeno y progestina durante 5 o 6 años,...

Por lo tanto, es necesario que junto con el médico se valoren los pros y los contras en cada caso particular, del uso de terapia de reemplazo hormonal. Si los riesgos superan a los beneficios, lo mejor es valorar otras opciones para aliviar los síntomas de la menopausia. Sin embargo, en algunos casos, sobre todo en mujeres sin otras patologías que comienzan con los síntomas de la menopausia a edades tempranas, el uso de la terapia de reemplazo hormonal puede aportar muchos beneficios.


Lecturas relacionadas con: Cuánto tiempo se debe tomar la terapia de reemplazo hormonal.

lunes, 13 de octubre de 2014

Cómo cambia el cuerpo durante la menopausia

Cómo cambia el cuerpo durante la menopausia

Muchas veces la menopausia se ve como algo negativo. Por lo que no es de extrañar que algunas mujeres sanas tengan sentimientos negativos hacia sus cuerpos durante este periodo de transición. 

¿Qué cambios puede experimentar el cuerpo de una mujer durante la perimenopausia?
Normalmente una mujer suele ganar de 1 a 3 kilos durante la transición a la menopausia, por lo general en la zona de abdomen inferior. 

La principal razón de este aumento de peso es la disminución de los estrógenos. Las células de la grasa en las áreas de la cadera, los muslos y las nalgas tienen receptores para estrógenos. Durante la menopausia como los niveles de estrógenos comienzan a disminuir, se altera el control sobre el almacenamiento de la grasa por debajo de la cintura, y comienza a aparecer una "pequeña bolsa" de grasa que se extiende desde el ombligo hasta la parte superior de la línea del vello púbico. 

El envejecimiento y estilo de vida también parecen ser los culpables de la ganancia de peso que se produce en algunas mujeres al llegar a la menopausia. El envejecimiento reduce el metabolismo, que junto a que generalmente las mujeres se vuelven menos activas físicamente con el paso de los años, hace que la masa corporal magra disminuya y aumente la acumulación de la grasa corporal


¿La menopausia afecta a la forma del cuerpo?
La menopausia afecta a la composición corporal y a la distribución de la grasa. 

Durante la perimenopausia se suele  producir un aumento de la grasa en la zona del abdomen. Muchas mujeres de mediana edad pasan de tener un cuerpo en forma de pera (con más peso por debajo de la cintura) a un cuerpo en forma de manzana (más peso por encima de la cintura).


Todo esto hace que conforme una mujer se va acercando a la menopausia, y su cuerpo comienza a cambiar, comiencen a aparecer algunos problemas de autoaceptación La mujer sienten como si su cuerpo tuviese vida propia, y que cada vez le es más difícil gestionar el aumento de peso.

Actualmente las mujeres tienen muchas opciones para hacer frente a los cambios naturales asociados con la menopausia. Lo más importante es buscar el equilibrio entre la mente y el cuerpo durante esta compleja transición de la vida. 

Aquí te dejamos algunos consejos que pueden ser útiles:
  • Actividad física. Se ha demostrado que la actividad física aumenta la confianza y mejora la autoaceptación.
  • Cuidar la alimentación. Es importante intentar aumentar la cantidad de alimentos saludables, y reducir al máximo el consumo de alimentos "basura". 
  • Mejorar las relaciones sociales. Encontrar actividades que te permitan aumentar las relaciones sociales o que te permitan reconectarte con viejos amigos. 
  • Actividades que permitan aumentar la autoestima. Dar paseos o  hacer excursiones por la naturaleza. Estar en contacto con la naturaleza es una de las mejores formas para recuperar los sentimientos de conexión con el mundo. Apuntarse a algún curso, labores de voluntariado, pasar más tiempo con los amigos o con la familia,...


Lecturas relacionadas con: Cómo cambia el cuerpo durante la menopausia.

lunes, 6 de octubre de 2014

¿Qué ejercicios son los mejores en la mujer menopáusica?


El ejercicio físico es la actividad más beneficiosa para las mujeres durante la menopausia.

El ejercicio ayuda a aliviar y a prevenir muchos de los síntomas de la menopausia como son los sofocos y los sudores nocturnos, la depresión, el insomnio, la osteoporosis y a reducir el riesgo cardiovascular. Las mujeres posmenopáusicas que hacen ejercicio regularmente tienen la mitad de probabilidades de desarrollar diabetes que las que no practican ningún tipo de ejercicio físico.

¿Qué ejercicio es el más adecuado durante la menopausia?
Practicar ejercicio físico es vital para la salud y el bienestar de la mujer al llegar a la menopausia. Los mejores ejercicios que puede realizar un mujer durante la perimenopausia son los ejercicios suaves que promueven la movilidad, la flexibilidad y la relajación, y que al mismo tiempo reduzcan la rigidez y que disminuyan el dolor. La práctica regular de ejercicio físico aumenta la energía y la fuerza.
  • Acondicionamiento aeróbico para la salud del corazón y para quemar calorías como el senderismo, ciclismo, natación, aeróbic, ... Además de éstos, ejercicios simples como usar las escaleras siempre que sea posible o dar largos paseos diarios son dos de los mejores ejercicios que una mujer puede hacer al llegar a la menopausia.
    • Ejercicios de fuerza para fortalecer los músculos y los huesos y para aumentar el metabolismo como pesas, máquinas, ... Alrededor de los 30 años, se empieza a perder más o menos 1% de la masa muscular cada año. Ganar músculo quema grasa, por ello, cuanto mayor sea tu masa muscular, más fácil será eliminar grasas. Se deben trabajar los principales grupos musculares, incluyendo piernas, brazos, abdomen y nalgas. 
    • Ejercicios de estiramiento para mejorar la flexibilidad de los músculos, mejorar la postura, el equilibrio y la fuerza como los estiramientos, el yoga o el pilates.
    • Actividades recreativas como el tenis, el baile, las artes marciales, etc, pueden proporcionar beneficios musculares y de fomentar la salud de los huesos. 


    Lecturas relacionadas: ¿Qué ejercicios son los mejores en la mujer menopáusica?

    martes, 30 de septiembre de 2014

    Cómo evitar las pérdidas de memoria en la menopausia

    Cómo evitar las pérdidas de memoria en la menopausia

    La menopausia altera el equilibrio hormonal en el cuerpo de una mujer.

    El cerebro contiene receptores de estrógenos, y por tanto es sensible a esta hormona. Los estrógenos participan en la función cerebral, ayudando a la memoria y a la fluidez verbal. Durante la menopausia cuando los niveles de estrógenos disminuyen, no es de extrañar que una mujer sufra fallos en su memoria.

    La buena noticia, es que el deterioro cognitivo que se produce durante la transición a la menopausia parece ser sólo temporal, con una recuperación temprana de la memoria en la postmenopausia. Los estudios que se han hecho recientemente indican que un estilo de vida no sedentario, mantenerse mentalmente activa y llevar una dieta saludable es la mejor prevención que una mujer puede hacer para mantener tanto de sus mentes como sus cuerpos al máximo rendimiento.

    ¿Cómo evitar las pérdidas de memoria en la menopausia?
    • Practicar ejercicio. Hacer ejercicio de forma regular permite mantener un flujo adecuado de sangre en todas las partes del cuerpo, incluido el cerebro.
    • Juegos mentales. Al igual que se practica ejercicio mantiene el cuerpo en forma, también se debe ejercitar el cerebro para mantenerlo en buen estado de funcionamiento. ¿Cómo se puede ejercitar el cerebro? Hacer sudokus y crucigramas mantiene el cerebro activo. 
    • Dieta sana y equilibrada. Se ha demostrado que algunos alimentos mejoran la función cerebral. Algunos de estos alimentos son el pescado, la soja, las frutas y las hortalizas.
    • Tomar suplementos nutricionales como las isoflavonas de soja o la vitamina B.
    • Intentar dormir bien. Se ha demostrado que es necesario dormir una determinada cantidad de horas durante la noche para garantizar un buen funcionamiento cerebral y concentración durante el día. 
    • Leer también favorece el funcionamiento del cerebro.

    Lecturas relacionadas con: Cómo evitar las pérdidas de memoria en la menopausia. 

    jueves, 25 de septiembre de 2014

    ¿Qué es una densitometría ósea?

    ¿Qué es una densitometría ósea?

    Una densitometría ósea es una prueba que permite medir la cantidad de calcio presente en los huesos. 

    Los resultados de una densitometría ósea permiten al médico conocer el estado de los huesos y el riesgo de fractura de una persona. Esta prueba permite detectar la existencia de osteoporosis, una enfermedad en la que el contenido mineral y la densidad de los huesos es bajo, por lo que el riesgo de fractura es alto.

    ¿Por qué es necesario que las mujeres menopáusicas se realicen una densitometría?
    Existe una relación directa entre el descenso en los niveles de estrógenos que se produce después de la menopausia y la osteoporosis. 

    Muchas veces los síntomas de la osteoporosis no son aparentes hasta que la pérdida ósea es importante, por lo que es necesario que las mujeres en situación de riesgo para la osteoporosis se sometan a una densitometría de forma periódica.

    ¿En qué consiste una densitometría?
    La densitometría es una prueba sencilla en la que no es necesario cambiar la rutina diaria antes, es decir se puede comer, beber y tomar medicamentos como se haría normalmente. Sólo, en el caso de tomarlos, se deben evitar tomar suplementos de calcio durante 24 horas antes del examen.
    Antes de someterse a la prueba es importante notificar al médico si existe alguna posibilidad de embarazo.

    Para la prueba, el personal sanitario le pedirá que se acueste boca arriba sobre una camilla. Las zonas que van a ser examinadas durante la densitometría son la columna vertebral y la cadera, aunque también existen algunos métodos en los que se analiza la muñeca o el talón.




    Lecturas relacionadas con: ¿Qué es una densitometría ósea?

    martes, 23 de septiembre de 2014

    ¿Me puedo quedar embarazada de forma natural durante la premenopausia?

    ¿Me puedo quedar embarazada de forma natural durante la premenopausia?

    Estadísticamente, las posibilidades de concepción de forma natural durante la premenopausia son de aproximadamente un 5%. 

    Muchas mujeres suponen que la menopausia es el final de su fertilidad y que, sin no tienen la menstruación no hay posibilidad de quedarse embarazada, pero esto no es del todo cierto.

    A partir de los 40 años pueden comenzar algunos síntomas de la perimenopausia. La perimenopausia puede durar hasta 6 años o más en algunas mujeres, y se inicia con la aparición de los cambios del ciclo menstrual y otros síntomas relacionados con la menopausia, y se extiende hasta la menopausia (el último período menstrual), que por lo general ocurre alrededor de los 51 años.

    La menopausia aparece cuando una mujer está más de 12 meses consecutivos sin menstruar, por lo que hasta que no se haya alcanzado realmente este punto, una mujer aún tiene posibilidades de quedarse embarazada de forma natural.

    ¿Qué factores están reduciendo la fertilidad de una mujer al inicio de la premenopausia?
    • Desequilibrio hormonal. Durante la premenopausia se producen grandes fluctuaciones en los niveles hormonales, y es este desequilibrio hormonal lo que afecta a la fertilidad. 
    • Ciclos menstruales anovulatorios. Durante la perimenopausia comienzan a producirse ciclos menstruales anovulatorios, es decir ciclos menstruales sin ovulación. Si no hay ovulación, no hay fertilidad, y por tanto no hay embarazo.
    • Envejecimiento ovulatorio. La capacidad de los ovarios para producir óvulos de buena calidad (y por tanto embriones de buena calidad) disminuye con la edad. Esto se debe a que una mujer nace con los óvulos que tendrá a lo largo de toda su vida, y a medida que estos van envejeciendo, se vuelven más propensos a tener anomalías cromosómicas. 
    • Disminución de la reserva ovárica. Se trata de una condición que se caracteriza por un bajo número de ovocitos en los ovarios de una mujer y/o alteración del desarrollo de los ovocitos existentes. 

    ¿Se deben utilizar métodos anticonceptivos durante la perimenopausia?
    A pesar de la reducción de la fertilidad, las mujeres deben ser conscientes de que existen posibilidad de embarazo hasta que no se confirme la menopausia, ya sea por estar 12 meses consecutivos sin periodos menstruales o mediante una analítica que confirme la presencia de unos niveles elevados de la hormona estimulante del folículo o FSH.

    La disminución de los niveles de hormonas que se producen durante la premenopausia puede hacer que la mujer tenga cada vez menstruaciones más irregulares, incluso en muchos casos incluso se olviden hasta cuando se produjo su último período.

    No importa lo irregular que sean los períodos, incluso que hayan meses en los que no se produzca la menstruación, ya que esto no descarta totalmente la posibilidad de concebir. Es importante recordar que sólo después de que una mujer haya estado más de 12 meses consecutivos sin menstruación es cuando se considera que una mujer ya no es fértil.

    Durante la perimenopausia, si no se quiere correr el riesgo de quedar embarazada, se recomienda el uso de anticonceptivos durante dos años después de su último período.



    Lecturas relacionadas con: ¿Me puedo quedar embarazada de forma natural durante la premenopausia?
    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
    Volver