miércoles, 23 de julio de 2014

Beneficios de la terapia de reemplazo hormonal en la menopausia

Beneficios de la terapia de reemplazo hormonal en la menopausia

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) es un tratamiento que se da a las mujeres para ayudarlas con los cambios y los síntomas emocionales y físicos asociados con la menopausia. Es eficaz en la reducción de los sofocos, del insomnio, del dolor de las articulaciones, la sudoración nocturna, la sequedad vaginal e incluso de los dolor musculares.

Por tanto, para aquellas mujeres que están pasando por una gran cantidad de dificultades para hacer frente a los cambios provocados por la menopausia, la terapia de reemplazo hormonal sustitutivo es un tratamiento comprobado y efectivo.

Además de estos beneficios, la terapia de reemplazo hormonal también es útil en otros aspectos como la prevención de las fracturas relacionadas con la osteoporosisTambién ayuda a reducir las posibilidades de padecer una enfermedad cardíaca, excepto en mujeres de más de 60 años en las que parece que la TRH aumenta el riesgo de enfermedad coronaria. Aunque aún son datos preliminares, algunos estudios también han demostrado que la terapia de reemplazo hormonal puede prevenir o retrasar la aparición de demencia o de la enfermedad de Alzheimer. 

Pese a que la terapia de reemplazo hormonal tiene muchos beneficios, también se han descrito efectos negativos, por lo que antes de hacer uso de la TRH, siempre se debe consultar a un médico para buscar el tratamiento que mejor se adapte a cada caso particular. 



Temas relacionados con: Beneficios de la terapia de reemplazo hormonal en la menopausia.

martes, 22 de julio de 2014

¿Cuánto dura la menopausia?

¿Cuánto dura la menopausia?

La longitud de la menopausia puede ser difícil de predecir.

Entre los 35 y 50 años, es normal que una mujer empiece a experimentar los primeros síntomas de la perimenopausiaAlgunas mujeres pasan por la perimenopausia en un par de años, casi sin darse cuenta. Pero en otras los síntomas periomenopáusicos duran varios años y sufren síntomas difíciles, con distintos grados de intensidad. 

Los cambios de humor, las palpitaciones, los ciclos menstruales irregulares, la irritabilidad, la ira y la depresión son algunos de los síntomas de la perimenopausia. Aunque en algunas mujeres la perimenopausia puede ser un periodo muy difícil, la normalidad regresa cuando se alcanza la menopausia real. 

Una vez que haya pasado un año entero sin menstruación, se le han hecho la transición de la perimenopausia a la menopausia. En ese momento, y como las hormonas se estabilizan, muchas mujeres tienden a sentirse mejor. 

Factores como la genética, el estilo de vida, el tipo de alimentación, la falta de ejercicio, el estrés o el tabaco pueden influir en la duración y en la forma con la que cada mujer puede experimentar los signos de la menopausia.

Estadísticamente, el promedio de tiempo que las mujeres están en la perimenopausia es de unos 4 años. Sin embargo, la perimenopausia puede durar tanto como 12 a 15 años para algunas mujeres, o 2 a 3 años para otras. 

Es importante resaltar que para cada mujer los síntomas de la periomenopausia pueden tener distintos grados de intensidad y de duración. Lo importante es recordar que la perimenopausia es un ciclo de la vida normal para todas las mujeres que acaba culminando con la menopausia real. 


Temas relacionados con: ¿Cuánto dura la menopausia?

lunes, 14 de julio de 2014

¿Cómo saber si tengo menopausia precoz?

¿Cómo saber si tengo menopausia precoz?

Cuando una mujer comienza a notar ciertos síntomas, y sospecha que podría ser la menopausia ¿qué pruebas sirven para saber si está pasando por una menopausia temprana?

El análisis de los niveles de ciertas hormonas puede ayudar a determinar exactamente qué está pasando, y si el funcionamiento de los ovarios puede estar mostrando signos de la menopausia o de insuficiencia ovárica. 

En el caso de que la menstruación siga siendo más o menos regular, la mayoría de los médicos recomiendan medir los niveles hormonales en sangre el tercer día del ciclo (es decir, el tercer día del período). Y si ya no hay menstruación, la prueba puede hacerse en cualquier momento. Otros aspecto a tener en cuenta es que los niveles hormonales fluctúan, por lo que también es recomendable hacer la prueba una vez y aproximadamente un mes después. Esto es especialmente importante si todavía existe período menstrual y/o se tienen pocos síntomas.

Las pruebas hormonales que se suelen pedir son:

  • Niveles de FSH. Esta es la prueba clave para determinar si está o no está en la menopausia. Los niveles de FSH se elevan cuando los ovarios dejan de producir suficiente estrógeno, por lo que unos altos niveles de FSH pueden ser una señal de que se está entrando en la menopausia. 
Valor normal de FSH en el día 3 del ciclo es de 3-20 mUI/ml, unos niveles de FSH por encima de 10 a 12 mUI/ml indican que los ovarios comienzan a fallar (perimenopausia). Unos niveles de aproximadamente 30-40 o superior indican menopausia o insuficiencia ovárica.

  • Niveles de estrógeno (estradiol). Cuando los ovarios comienzan a fallar, los niveles de estradiol en sangre comienzan a disminuir. 
Valor normal estradiol en el día 3 del ciclo es de 25 a 75 pg/ml. Unos niveles de estradiol de 30 o menores, junto con una nivel alto de FSH (30-40 o más) se considera menopáusica .

En algunas ocasiones también se pueden medir otras hormonas ováricas como la testosterona, la progesterona o la hormona luteinizante. Muchos médicos también recomiendan comprobar el funcionamiento de la glándula tiroides cuando se sospecha de la menopausia, ya que muchos de los síntomas de enfermedad de la tiroides se solapan con los síntomas de la menopausia. 


Temas relacionados con: ¿Cómo saber si tengo menopausia precoz?


lunes, 7 de julio de 2014

Ausencia de menstruación sin embarazo. ¿Puede ser la menopausia?

Ausencia de menstruación sin embarazo. ¿Puede ser la menopausia?

¿A qué puede ser debida la falta de menstruación?
Además de por la menopausia, la falta de la menstruación puede ser debida a:
  • Estrés.
  • Ciertos tipos de medicamentos.
  • Exceso de ejercicio físico.
  • Fluctuaciones extremas de peso.
  • Embarazo. 

Si has tenido relaciones sexuales en el último mes, sin usar ningún tipo de método anticonceptivo, ante la falta de menstruación es recomendable hacerse una prueba de embarazo. Aunque este punto parece un poco obvio, son muchas las mujeres que ante la falta de menstruación son reticentes a la idea de que pudieran estar embarazadas, y se enteran de su embarazo cuando ya han pasado varios meses. 

Se considera que una mujer está en la menopausia cuando no ha tenido ningún periodo menstrual en 12 meses consecutivos.



Temas relacionados con: Ausencia de menstruación sin embarazo. ¿Puede ser la menopausia?

miércoles, 2 de julio de 2014

La frecuencia de los ataques de migraña aumenta durante la transición a la menopausia

Los ataques de migraña aumentan en la menopausia

Las mujeres son más propensas a tener más ataques de migraña durante la perimenopausia y en la menopausia.

La perimenopausia es un periodo de transición hasta el comienzo de la menopausia, que puede durar varios años, y que normalmente se caracteriza por la existencia de períodos menstruales irregulares, sofocos y problemas de sueño. La perimenopausia puede comenzar cerca de los 40 años, y la menopausia alrededor de los 51 años. 

El estudio, realizado en mas de 3.000 mujeres de entre 35 y 65 años, encontró que las mujeres que estaban en la transición a la menopausia o que ya estaban en la menopausia tenían ataques de migraña con mayor frecuencia que las mujeres que no habían comenzado la menopausia. Concretamente, en las mujeres que tenían migrañas, los dolores de cabeza aumentaron entre un 50%-60% durante la perimenopausia y menopausia.

En la investigación, que es parte del American Migraine Prevalence and Prevention Study, las mujeres clasificaron sus migrañas en base a la frecuencia, y las relacionaron con el hecho de estar en la premenopausia, perimenopausia o postmenopausia. 

Los autores establecen que probablemente sean los cambios hormonales que se producen durante la perimenopausia y la menopausia los responsables del incremento de la frecuencia de las migrañas alrededor de la menopausia.


Temas relacionados con: La frecuencia de los ataques de migraña aumenta durante la transición a la menopausia.

martes, 1 de julio de 2014

¿Cómo afecta la menopausia a los dientes y a las encías?

Cuidado de los dientes en la menopausia

¿Es normal que las encías se retraigan y que duelan los dientes al comer algo frío? 

La menopausia puede causar problemas en los dientes y las encías. El cambio hormonal que se produce durante la menopausia también puede alterar el equilibrio entre la formación de nuevas células óseas y eliminación de las células de hueso viejo, y por lo tanto provocar pérdida de hueso en todas las partes del organismo, incluido el hueso maxilar inferior (mandíbula). Así que, a menudo, el hueso de la mandíbula es el primer hueso del cuerpo que experimenta deterioro después de la menopausia.

Como consecuencia de la pérdida ósea se puede producir la retracción de las encías, lo que hace que exista una mayor superficie del dientes expuesta, y por tanto con mayor riesgo de caries.

La enfermedad periodontal puede causar la pérdida de dientes. Durante la menopausia, es muy importante evitar la enfermedad periodontal, por lo que se deben mantener las bacterias de la placa de la boca bajo control y las células de los tejidos de la boca (los que forman las encías, los ligamentos periodontales y el hueso alveolar) sanas y fuerte. Esto se consigue con una buena nutrición y con la ingesta adecuada de calcio y vitaminas.

La saliva neutraliza los ácidos de la boca, es decir desarrolla un entorno menos hospitalario para las bacterias acidófilas causantes de la placa bacteriana. Durante la menopausia se produce una menor cantidad de saliva, por lo que además de promover el crecimiento de las bacterias y la producción de la placa, el exceso de ácido también actúa descomponiendo el esmalte dental.

¿Qué problemas dentales pueden experimentar las mujeres en la menopausia?
Los más comunes son: 
  • Malestar bucal. Dolor, ardor, la percepción del gusto alterado y sequedad de boca son algunas de las quejas comunes entre las mujeres menopáusicas y posmenopáusicas. 
  • Retracción de las encías. Las fluctuaciones en los niveles hormonales puede hacer que las encías más sensibles y más vulnerables a la recesión, lo que a su vez deja esas áreas más susceptibles a las caries. 
  • Pérdida de hueso. Como los niveles de estrógeno disminuyen, los huesos se vuelven más débiles y quebradizos, incluida la mandíbula.
  • Pérdida de dientes. La pérdida de hueso puede contribuir a la pérdida de dientes. 

¿Cómo evitar los problemas bucodentales durante la menopausia?
Las mujeres menopáusicas deben mantener una buena higiene dental. Se recomienda cepillarse los dientes y usar hilo dental todos los días, las revisiones dentales regulares y la limpieza dental dos veces al año. 


Temas relacionados con: ¿Cómo afecta la menopausia a los dientes y las encías?

viernes, 27 de junio de 2014

Ejercicio para combatir la osteoporosis

Ejercicio para combatir la osteoporosis

La osteoporosis es uno de los muchos problemas de salud en las mujeres de mediana edad.

Una nutrición adecuada, con el aporte necesario de calcio y vitamina D, y tener unos hábitos de vida saludables (como evitar fumar y el consumo excesivo de alcohol) son factores importantes en el mantenimiento de una buena salud ósea. 

Otro factor importante para la prevención de la osteoporosis es el ejercicio, y sobre todo el mantenimiento de una buena postura.  

¿Qué ejercicios físicos pueden mejorar la salud de los huesos?
Existen tres tipo de ejercicios que se ha demostrado pueden mejorar la salud de los huesos y reducir el riesgo de caídas.
  • Ejercicios simples con carga de peso para fortalecer los huesos como caminar a paso ligero con una mochila. Se puede ir aumentado poco a poco la cantidad de peso que se va transportando (hasta un 10% del peso corporal) para fortalecer tobillos, rodillas y caderas. También pueden ser beneficiosos correr, el tenis y el baile.
  • Ejercicios de fuerza. Pueden incluir el uso de máquinas de resistencia o de pesas. Van dirigidos a grupos específicos de músculos como son músculos extensores de la espalda o los flexores de la cadera, que están implicados frecuentemente en las fracturas osteoporóticas. 
  • Actividades como el tai chi y el yoga. Este tipo de ejercicios mejoran la fuerza muscular, la flexibilidad y el equilibrio. 

La inactividad puede causar la pérdida ósea, por lo que incluso las formas más leves de ejercicio mejoran la agilidad y el equilibrio.


¿Con qué frecuencia se tiene que practicar ejercicio?

Para aumentar la resistencia ósea se debe realizarse ejercicio durante 45 a 60 minutos tres veces a la semana. 



Temas relacionados con: Ejercicio para combatir la osteoporosis.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...