martes, 12 de mayo de 2015

9 Cosas buenas sobre la menopausia

Son muchas las mujeres que temen la llegada de la menopausia. 

En ocasiones, solamente la palabra ya hace que algunas mujeres se estremezcan. Pero vamos a mirar el lado positivo y a darte 9 beneficios que tiene llegar a la menopausia.



1. No tendrás necesidad de usar más productos de protección femenina. Piensa en el dinero que te vas a ahorrar!! Ya no tendrás más sorpresas, manchas en tu ropa o en tu cama ni necesidad de ir a menudo al baño a cambiarte.
2. Adiós al síndrome premenstrual. Una o dos semanas antes de la menstruación muchas mujeres sufren de síndrome premenstrual que se caracteriza por una serie de síntomas físicos y emocionales, como sensibilidad en los senos, dolor de cabeza o irritabilidad. Con la llegada de la menopausia todos estos síntomas desaparecerán.
3. La necesidad de comer chocolate cuando se está ovulando desaparecerá. Los cambios hormonales que se producen durante la menstruación puede hacer que a muchas mujeres tengan antojos de alimentos como los carbohidratos o los dulces.
4. No más dolor menstrual. Muchas mujeres experimentan dolor durante sus ciclos menstruales, incluyendo calambres y dolores de cabeza que pueden incluso afectarles en su vida diaria.
5. Menos restricciones en la prescripción de algunos medicamentos. Algunos medicamentos no pueden ser recetados cuando una mujer todavía está menstruando debido a la posibilidad de un embarazo. Algunos ejemplos de este tipo de medicamentos son los que se utilizan para el tratamiento del acné. 
6. Menos restricciones médicas. Ciertos procedimientos, como las radiografías o los que necesitan el uso de anestesia, pueden dañar al feto por lo tanto siempre se le pregunta a la mujer la fecha de su última menstruación y si está embarazada. 
7. Sexo con menos preocupaciones. La vida sexual de una mujer puede mejorar con la menopausia. Sin la preocupación del embarazo y las molestias de la menstruación, muchas mujeres se sienten más libres y más abiertas a mantener relaciones sexuales y disfrutar de ella.
8. Disfruta de la sabiduría que viene con la edad. Pasar por la menopausia significa que una mujer ha adquirido una valiosa sabiduría y experiencia de vida. 
9. Te puedes concentrar en cuidarte. Con los hijos ya mayores, o incluso camino de la independiencia, las mujeres pueden tener más tiempo para cuidarse a sí mismas. Llevar una dieta sana y equilibrada, hacer algo de ejercicio, y tomarse un tiempo para practicar hobbys son algunas de las cosas que una mujer puede conseguir al llegar a su menopausia


Seguir leyendo:

martes, 28 de abril de 2015

Menopausia después de un cáncer

Algunos de los tratamiento para el cáncer pueden causar fallo ovárico y provocar el comienzo de la menopausia.


Menopausia después de un cáncer


No hay manera de predecir cómo afectará la menopausia a cada mujer. Es difícil distinguir si lo síntomas que la mujer está experimentando son síntomas de la menopausia "normales" o si están agravados a causa del cáncer y/o de su tratamiento.

Para algunas mujeres tratadas para el cáncer, los síntomas de la menopausia pueden ser temporales o permanentes. Esto va a depender de la edad de la mujer, del tipo, de la dosis y del tiempo que se utiliza el tratamiento para combatir el cáncer. A veces las menstruaciones se detendrán de inmediato y los síntomas de la menopausia se iniciará inmediatamente o tardarán un tiempo en aparecer.

El cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres, por lo que gran parte de la investigación sobre el cáncer y la menopausia se relaciona con el cáncer de mama. Así parece que:
  • el 80% de las mujeres con cáncer de mama experimentan sofocos más graves y frecuentes que las mujeres sin cáncer de mama.
  • el 50-75% de las mujeres con cáncer de mama sufren más síntomas urinogenitales como sequedad vaginal, prurito, dolor durante el sexo o infecciones del tracto urinario. 
  • una mayor proporción de mujeres con cáncer de mama sufren de depresión y ansiedad, lo que podría estar relacionado con el diagnóstico de una enfermedad grave.


¿Cómo tratar los síntomas de la menopausia en mujeres con cáncer?


La gestión de la menopausia en las mujeres con cáncer implica:

  • Vida saludable. 
    • Dieta saludable. Una alimentación rica en alimentos frescos puede ayudar a lidiar con los síntomas de la menopausia.
    • Actividad física. Se recomienda practicar algo de ejercicio al menos durante 30 minutos al día para ayudar a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Esto también ayuda a lidiar con los síntomas de la menopausia.

  • Terapias naturales. Muchas mujeres con cáncer no pueden usar terapia de reemplazo hormonal, por lo que en ocasiones algunos tratamientos alternativos pueden ser seguros y eficaces con los síntomas de la menopausia. Dado que muchas veces no hay suficiente investigaciones sobre las terapias alternativas, y para evitar los posibles efectos secundarios y la interacción con algunos medicamentos, siempre es necesario consultar con el médico. 

  • Apoyo psicológico. El entrenamiento en habilidades de relajación puede ayudar a lidiar con el estrés y la gravedad de los síntomas de la menopausia. 

  • Medicación. Las mujeres que no pueden usar tratamientos a base de hormonas para los síntomas menopáusicos, en ocasiones se les recetan un grupo de antidepresivos llamados inhibidores de la recaptación de la serotonina y norepinefrina (ISRS/IRSN) que parece que son eficaces en la reducción de los sofocos. Siempre deben ser recetados por un médico.



miércoles, 22 de abril de 2015

Efectos de la menopausia en la salud dental

Las mujeres tienden a perder el 40% de su masa ósea total durante la perimenopausia hasta la menopausia. 

Una de las principales funciones de las hormonas es la de proteger los huesos. La reducción de los niveles hormonales que se produce durante la perimenopausia hace que se pierda esa protección, y por tanto que se produzca pérdida de masa ósea. 

Efectos de la menopausia en la salud dental

Además de en otras partes del cuerpo, la pérdida de hueso, asociada a la perimenopausia, también se produce en la mandíbula. Es por esto, por lo que siempre se recomienda que las mujeres que se van acercando a la menopausia deben consultar con un dentista con el fin de evaluar cualquier cambio en la salud de sus encías y del hueso de la mandíbula.

¿Qué efectos sobre la salud oral de las mujeres puede tener la menopausia?

La boca es una de las partes del cuerpo que refleja los cambios más rápidamente que cualquier otro tejido del cuerpo.
  • Disminución de la densidad mineral ósea.
  • Adelgazamiento de las encías.
  • Las encías sangran con facilidad.
  • Alteración de los sabores y sensaciones anormales en la boca.
  • Las mujeres posmenopáusicas con osteoporosis necesitan nuevas prótesis con más frecuencia y pierden los dientes superiores con mayor facilidad.


Seguir leyendo: 

martes, 14 de abril de 2015

Otra razón para dejar de fumar

Fumar puede hacer que el comienzo de la menopausia se adelante.


Otra razón para dejar de fumar


Hay un montón de razones para no fumar o para dejar de fumar. Además de afectar a los pulmones, aumentar el riesgo de cáncer y provocar daños en la piel, también puede afectar a los ciclos menstruales de una mujer.

Fumar puede causar que la menopausia se adelante. Las mujeres que fuman más de 10 cigarrillos al día son un 40% más propensas a comenzar la menopausia hasta 5 años antes que las no fumadoras.

La menopausia temprana está asociada a una mayor probabilidad de sufrir accidentes cerebrovasculares, problemas de corazón y osteoporosis. Además, se incrementa la frecuencia y la intensidad de los sofocos, y aparecen otros síntomas de la menopausia como el insomnio.


¿Cómo el tabaquismo puede adelantar el inicio de la menopausia?


Aunque no se sabe exactamente cuál es la relación entre fumar y el adelanto de la menopausia, algunas de las razones que podrían estar relacionadas son:

  • La menopausia ocurre cuando los ovarios dejan de producir estrógeno. Su aparición se asocia con un gen llamado Bax y un receptor llamada Ahr. Los compuestos químicos liberados por el tabaco afectan directamente a estos componentes genéticos, lo que parece que acaba afectando a las células del ovario. 

  • La nicotina del tabaco afecta al sistema nervioso central, lo que posiblemente se traduce en cambios en la secreción de hormonas

  • El humo del cigarrillo afecta a ciertas enzimas que participan en la forma en que el cuerpo maneja las hormonas sexuales.

  • Los cambios cardiovasculares asociados al tabaquismo reducen el flujo de sangre a los ovarios. Esto reduce la producción de ovocitos, de estrógeno y progesterona. La reducción de las hormonas empeora los síntomas de la menopausia que algunas mujeres pueden comenzar a experimentar durante varios años antes de la llegada de la menopausia. 

  • Fumar afecta a los músculos, los huesos y a las articulaciones. Eso se traduce en un mayor riesgo de osteoporosis. Las mujeres que fuman tienen una masa ósea significativamente inferior como consecuencia del efecto de inhibición de la nicotina sobre el estrógeno. 
Las mujeres fumadoras tienen un mayor riesgo de osteoporosis, fracturas de huesos, fracturas y debilidad ósea que las no fumadoras.

  • El tabaquismo aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular y de hipertensión arterial. Se cree que el estrógeno endógeno ayuda a mantener los vasos sanguíneos flexible que reduce el riesgo para la presión arterial y el accidente cerebrovascular. 



Seguir leyendo: 

jueves, 9 de abril de 2015

¿Por qué algunas mujeres lo pasan peor en la menopausia que otras?

Las glándulas suprarrenales parecen ser las responsables de estas diferencias.


¿Por qué algunas mujeres lo pasan peor en la menopausia que otras?


Algunas mujeres sólo tienen síntomas leves al acercarse a la menopausia, mientras que otras experimentan bochornos, insomnio, irritabilidad y otros síntomas de la menopausia que necesitan incluso terapia de reemplazo hormonal.

La principal diferencia entre ambos casos es el funcionamiento de las glándulas suprarrenales. Las glándulas suprarrenales ayudan a manejar el estrés mediante la liberación de hormonas como el cortisol y la adrenalina, pero además también liberan hormonas sexuales como estrógeno, progesterona, testosterona y DHEA.

Durante los años previos a la menopausia, la contribución de las glándulas suprarrenales a la liberación de las hormonas sexuales es pequeña, ya que son los ovarios los responsables principales de la liberación estas hormonas. 

Cuando una mujer se acerca a la menopausia, los ovarios dejan de producir lentamente las hormonas sexuales, hasta llegar a un punto, en el que las hormonas sexuales sólo son producidas por las glándulas suprarrenales.

Teóricamente la cantidad de hormonas producidas por las glándulas suprarrenales deberían ser suficientes para que una mujer pasase por el periodo de transición de la menopausia sin síntomas significativos. Sin embargo, cuando una mujer ha tenido una gran cantidad de estrés a lo largo de su vida, sus glándulas suprarrenales no funcionan tan bien como en el caso de una mujer que ha tenido una menor cantidad de estrés. 

Sus glándulas suprarrenales no son capaces de aumentar la producción de hormonas sexuales. Es lo que se conoce como agotamiento suprarrenal o insuficiencia suprarrenal. En este caso, las mujeres sufren más los síntomas asociados a la menopausia porque sus glándulas suprarrenales no son capaces de compensar la cantidad de hormonas sexuales perdidas cuando sus ovarios dejan de producirlos. 

En estos casos, probablemente será necesario el uso de terapia de reemplazo hormonal o de algún remedio natural para apoyar a las glándulas suprarrenales en la producción de estrógenos y del resto de hormonas sexuales.


Seguir leyendo:

miércoles, 1 de abril de 2015

5 cosas que pueden empeorar los sofocos

Los sofocos son unos de los síntomas más comunes que una mujer experimenta al llegar a la menopausia.  


6 cosas que pueden empeorar los sofocos


Aunque se desconocen las causas exactas de los sofocos, hay cosas que pueden ayudar a prevenir los sofocos.

  • Estrés. El estrés es un factor que desencadena los sofocos. Las mujeres que sufren ansiedad pueden ser entre 3 y 5 veces más propensas a experimentar sofocos que las mujeres sin ansiedad. La meditación o el yoga, realizar respiración pausada pueden ser útiles para reducir los niveles de estrés, y por tanto a reducir o mejorar los sofocos.

  • Cafeína. Las mujeres premenopáusicas pueden beneficiarse de los efectos de la cafeína, pero las mujeres posmenopáusicas no. La cafeína parece que no solo empeora los sofocos, también aumenta la sudoración nocturna. Es importante evitar el consumo de cafeína, y si no se puede o no se quiere renunciar a la cafeína, disminuir gradualmente su consumo o incluso pasarse al té verde

  • Alcohol. Al consumir alcohol aumenta el flujo sanguíneo que al cerebro lo que causan un aumento de temperatura. El cerebro necesita liberar el calor de calor, y esto provoca la aparición de los sofocos.

  • Comida caliente o picante. Al comer alimentos calientes o picantes se aumenta la temperatura corporal central. Ensalada, helados, bebidas frías o sándwiches son alternativas que no va a provocar un aumento en la temperatura corporal.  

  • Ropa ajustada. La ropa ajustada puede hacer que los sofocos sean más intensos. Lo mejor es evitar este tipo de prendas y optar por vestirse por capas. Es decir varias capas de ropa que permitan controlar la temperatura corporal simplemente quitándolas o desabrochándolas. Intenta que las prendas sean de tejidos naturales como el algodón. 


Seguir leyendo: 

martes, 31 de marzo de 2015

¿Cuándo abandonar los anticonceptivos?

Muchas mujeres se ven tentadas a abandonar los métodos anticonceptivos antes incluso de que sus periodos menstruales se hayan detenido por completo.


¿Cuándo abandonar los anticonceptivos?


La fertilidad de una mujer comienza a disminuir dramáticamente después los 30. La razón principal de esta disminución es la reducción de su reserva ovárica, es decir de la cantidad y calidad de los ovocitos producidos por los ovarios de la mujer.

Aunque con la edad, la fecundidad de la mujer va disminuyendo, esto no significa que no exista cierto riesgo de embarazo. Un embarazo no planeado a una edad avanzada pueden ser problemático para la mujer y puede acarrearle muchas complicaciones. Por lo tanto, son muchos los profesionales de la salud que recomiendan que las mujeres sigan tomando alguna medida anticonceptiva hasta que se haya detenido completamente la ovulación y no exista riesgo de embarazo.

Al final de sus años reproductivos, las mujeres pueden comenzar a tener cambios en sus ciclos menstruales. Pueden volverse más abundantes o más escasos, ser más irregulares, dolorosos, durar menos o más tiempo, ser más o menos frecuentes e incluso no aparecer algunos meses. Es importante tener en cuenta todos estos factores a la hora de elegir el método anticonceptivo más adecuado.


¿Cuándo dejar la anticoncepción?


Las normas generales son continuar la anticoncepción:
  • Un año más después del último período menstrual espontáneo en mujeres de 50 años o más.
  • Dos años más después del último período menstrual espontáneo en mujeres menores de 50 años.



Seguir leyendo: 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver